Archivos de la categoría ‘Mi vida como una chica hentai’

Ricky soñaba soñaba siempre en ser un dibujante de manga, el chico de pelo oscuro y cuerpo delgaducho y 19 años siempre se pasaba las horas en su escritorio dibujando toda clase de personajes, sobre todo chicas, le encantaba esas formas de las chicas del manga, grandes ojos, pelo de colores imposibles, exagerado tamaño de pechos, culos y piernas perfectas. Se habia especializado en historias que tenia como protagonistas a estas chicas. A Talia su novia que vivía con el no le gustaba ya que pensaba que era bastante machista, ella tiene 18 años, cara redondita con una sonrisa risueña, cuerpo delgaducho, piel blanquecina y bonitos pechos, culo resulton, pelo oscuro y semi corto. Ella se encargaba hacer los guiones de Ricky pero siempre se enfadaba al ver que su novio perdía tanto tiempo en hacer a esas chicas y sus medidas especiales. Estaban preparando todo para ir al salón del manga de su ciudad y Ricky estaba preparando algunos fanzines para vender, Talia vio que casi todos eran capítulos y capítulos de la serie que ella habia creado en el guion, que su novio habia llenado de chicas exuberantes. La chica antes de guardar el fanzine miro a su novio negando con la cabeza:
-No se por que lo quieres llevar, es un buen guion pero en un par de viñetas solo aparecen las tetas de la protagonista….Machismo.
Ricky le cogió el fanzine a su novia:
-Pero es lo que mas vendemos y la que hace que podamos comprar comics y videojuegos…
Talia negó con la cabeza:
-Yo entregada al machismo que asco….
Ricky miro en su carpeta y se asusto, miro a su novia a los ojos:
-Cari puedes ir a comprarme folios, se me olvido comprar ayer ya sabes firmar y hacer dibujos a nuestros seguidores…
Talia suspiro y miro a Ricky y lanzo un largo suspiro:
-Encima de un dibujante machista eres un cerebro de pez, pero te quiero tonto iré a comprarte folios…..
Talia se encontró que al ser fiesta no podía comprar folios para el salón del manga, se perdió en el barrio chino y estuvo buscando donde comprar un paquete de folios, al seguir dando vueltas por el barrio encontró una tienda abierta la chica entro y vio muchas antigüedades, se quedo fascinada con las figuras de jade y los objetos antiguos. Hasta que apareció su dueña una mujer asiática de unos 20 años, exuberante figura, ropa tradicional asiática que apretaba sus grandes pechos y su culo carnoso, largas piernas y un pelo extremadamente largo oscuro que le llegaba hasta las nalgas, gafas de sol en un sitio oscuro como aquel y aquello era muy raro. Tikahiri miro a Talia y sonrió:
-¿Que quieres?
Talia levanto su mirada del cuerpo de Tikahiri no podía dejar de mirar esos pechos imposibles, un ombligo tan estrecho, caderas perfectas, le miro a los ojos forzando una sonrisa:
-Si quiero un paquete de folios, es una locura pero a ver si tuviera alguno para la fotocopiadora o algo así, es para el salón del manga que se hace en la fira de las artes de la ciudad…..
Tikahiri le dio un paquete de folios que venia empaquetado en un cartón negro con lineas doradas que adornaban todo:
-Aquí lo tienes pero te aviso que si te lo llevas tendrás que pagar un precio alto y encima de todo enfrentarte a los amos del hentai…
Talia le cogió el paquete de folios y sonrió pensando en las idioteces que decía la vendedora:
-Claro, claro y gracias……
Talia salio de la tienda y Tikahiri se quito las gafas de sol mostrando esos grandes ojos de chica de manga de color rositas, pestañas extra largas:
-Dibujaras y lo comenzaras todo…..
Al llegar Talia al salón corrió hacia el puesto que tenían ellos, era un sitio pequeño donde lo compartían con otros dibujantes, Ricky sonrió al ver a su novia y le cogió el paquete de folios:
-Perfecto cariño, habían pasado algunos lectores para que le dibujara alguna de mis chicas y no podía hacerle ningún dibujo….
Talia suspiro y sonrió al escucharle:
-Dale al machista lo que quiere al machista, bueno me voy a comprar un bocadillo estoy hambrienta….
Ricky sonrió y se sentó a la mesa y preparo sus herramientas de dibujante, cogió uno de esos folios que le trajo su novia y era de un tacto perfecto, rápidamente comenzó a ensayar su dibujo, dibujo una de esas chicas exuberantes vestida de colegiala. Sin darse cuenta al dibujar grandes pechos, le comenzaron a crecer, al dibujar un enorme culo eso fue lo que se le hincho, al dibujar ese rostro, ojos y largo pelo también le cambio poco a poco, también le creció. Su ropa cambio como la chica que estaba dibujando. Sonrió al ver aquello era un dibujo perfecto, pero se dio cuenta que algo habia cambiado, sentía un peso en su pecho, un largo pelo, que tenia el culo mas grande, la ropa mas rara, se miro las manos que eran mas finas y toco esos grandes pechos. Asustada corrió hacia el servicio, la gente que la veía le decía que estaba perfectamente disfrazada. Hasta se hicieron fotos con ella. Al llegar al servicio rápidamente se dirigió al servicio de chicas, se miro al espejo y comenzó a gritar con esa voz tan fina de chica, era una chica manga hentai era el personaje que mas le gustaba dibujar, se abrió la camisa de estudiante y vio como votaban eso grandes pechos con diminutos pezones. Se toco el carnoso culo que al tocarlo no dejaban de votar, sufriendo se metió la mano en sus bragas por de bajo de la mini falda y no tenia bragas solo un sexo muy húmedo:

 

-Socorro me transforme en una chica Hentai……